El Termostato de un motor

termostato
0 4.217

Termostato es un elemento que permite dividir el circuito de refrigeración en dos partes cuando se encuentra en su posición de “cerrado”.

Los motores de combustión interna cuando trabajan en frío producen mayores desgastes y el consumo de combustible es mayor, por lo tanto es preciso que la temperatura normal de funcionamiento (entre los 80 °C a 90 °C) se alcance lo más rápido posible.

Por esta importancia de alcanzar la temperatura normal de funcionamiento se intercala el termostato.

¿Qué es un termostato?

Termostato automotriz
Termostato automotriz

El termostato es una válvula térmica que controla el paso de líquido entre el motor y el radiador, cuando el líquido refrigerante alcanza la temperatura adecuada (alrededor de 85 °C) el termostato comienza a abrirse, dejando pasar el líquido hacia el radiador.

Funcionamiento

Cuando la temperatura del líquido refrigerante es baja, el termostato se encuentra cerrado, evitando que el líquido fluya hacia el radiador.

Funcionamiento del termostato
Funcionamiento del termostato

De esta manera el líquido circula por el interior del bloque de motor, logrando que el motor eleve su temperatura más rápidamente.

Cuando se alcanza la temperatura de apertura, el líquido comienza a fluir hacia el radiador, esto se realiza de forma progresiva hasta abrirse por completo.

En el caso de que la temperatura de motor baje el termostato se irá cerrando parcialmente, desviando una parte del líquido hacia el radiador y el resto circula por el interior del motor.

De esta manera se mantiene la temperatura en el circuito de refrigeración del motor.

Temperatura de funcionamiento

Generalmente la válvula comienza a abrirse entre los 80 °C y los 86 °C y se encuentra totalmente abierta entre los 95 °C y los 100 °C.

Partes de un termostato de cápsula de cera

Partes de un termostato
Partes de un termostato

Está formado por los siguientes componentes:

  • Dos válvulas, una principal y una auxiliar, que son accionadas mediante una cápsula de metal que contiene un líquido muy volátil (termostatos antiguos de fuelle), o una cera de un compuesto especial y térmicamente expansiva (termostatos actuales).
  • Unos muelles que mantienen cerradas las válvulas en frío.
  • Y una junta tórica que hace el cierre hermético del termostato en su  alojamiento.
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarMás información