Averías en el sistema de refrigeración del automóvil

Sobrecalentamiento
0 2.629

Averías del sistema de refrigeración

Cuando el funcionamiento del circuito de refrigeración es deficiente la temperatura del motor aumenta que puede llegar a ocasionar serios daños al motor u obligarle a trabajar en frío, provocando un envejecimiento prematuro.

Conductos internos
Conductos internos
Una de las causas más comunes de aumentos de temperaturas es cuando se estropea o quema el empaque o junta de la culata o tapa de cilindros.

Los síntomas que pueden determinar un mal funcionamiento del circuito de refrigeración y sus posibles causas, se resumen a continuación:

Calentamiento excesivo del motor

  • Falta de líquido refrigerante.
  • Mal purgado del circuito.
  • El ventilador no funciona o lo hace con dificultad. Lea aquí para una posible solución.
  • Fusible de protección del electroventilador quemado.
  • El termocontacto no conecta.
  • Tapón del radiador o del depósito de expansión en mal estado.
  • Radiador obstruido o con suciedad. Quizás le interese leer este artículo.
  • Termostato agarrado, no abre.
  • Bomba de refrigeración averiada.
  • Correa de accionamiento de la bomba floja.
  • Depósitos de carbonilla en la cámara de combustión.
  • Nivel insuficiente de aceite de engrase, inapropiado o deteriorado.
  • Tubo de escape obturado o dificultad para la salida de gases.
  • Mal reglaje del encendido.
  • Fugas externas en los elementos del sistema de refrigeración, detectables a simple vista.

Pérdidas de líquido refrigerante

  • Fugas externas persistentes en los elementos del sistema de refrigeración, no visibles, detectables con la prueba de estanqueidad del circuito.
  • Fugas internas hacia la cámara de combustión o el circuito de engrase, provocadas por el mal estado de la junta de culata, mala instalación, mal apriete, haberse quemado, alabeo de la culata o superficie de apoyo del bloque.
  • Fugas internas, provocadas por picaduras en las camisas húmedas, mal asentamiento de las mismas; deterioro de sus juntas.
  • Fugas por los elementos auxiliares del circuito de refrigeración como el intercambiador de calor del aceite.
Si la fuga se produce hacia el circuito de engrase, aumenta el nivel en la varilla del aceite. Si se produce hacia la cámara de combustión, el humo que sale por el escape se vuelve blanco.

Temperatura de funcionamiento del motor demasiado baja

  • El termostato permanece permanentemente abierto; los valores de apertura no corresponden con las especificaciones del fabricante.
  • El ventilador funciona constantemente, por estar puenteado.
  • El termocontacto está constantemente conectado, los valores de conexión no corresponden con los especificados por el fabricante.
  • Temperatura ambiente demasiado baja.
¿Quieres más artículos como este?
Regístrese aquí para recibir las últimas novedades y actualizaciones directamente en su correo electrónico.
Puedes darte de baja en cualquier momento
Cargando...

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More